¿Qué haríamos sin la música?

Según diversas investigaciones, la música tiene efectos fisiológicos sobre el ritmo cardíaco, la presión arterial, el ritmo respiratorio y las funciones cognitivas.

Escuchar música provoca una gran variedad de actividades y estímulos cerebrales que influyen directamente en aspectos importantes de la vida como el estado de ánimo, el control del estrés, la ansiedad o la fatiga. De hecho, cada vez más hospitales incluyen la terapia musical en cada vez más tratamientos.

Por otra parte, en nuestro día a día ¿qué haríamos sin ella?

Escuchamos música mientras nos duchamos, mientras trabajamos, mientras hacemos ejercicio, mientras viajamos… ¡Todo lo hacemos al ritmo de la música! Tiene la propiedad mágica de hacernos creer que somos Lana del Rey en un momento, pero, lo más importante: nos ayuda a relajarnos y liberar el estrés de nuestro día a día. Y estas son solo algunas de las cosas que hace la música por nosotros.

Como decíamos, diversos estudios sobre los beneficios de la música en las personas. Sonos, en concreto, ha hecho una encuesta a 12.000 personas en 12 países. ¿Quieres saber cómo afecta la música a nuestras vidas?

Te lo contamos:

Nos conecta con nuestro entorno

El 64% de los españoles (estudio de Sonos) piensa que, gracias a la música, conectamos con más facilidad con las personas de nuestro entorno y, curiosamente, hasta un 88 % piensa que nos hace más atractivos. Para gustos los colores y los géneros musicales, casi tantos como tipos de personalidades.

Nos permite sentir emociones 

La música despierta emociones en nosotros, ya sea felicidad o tristeza, eso es un hecho. Hay gente que se emociona con estos típicos vídeos de cumpleaños con canciones lentas, pero también nos volvemos locos bailando en la intimidad de nuestro hogar tras un mal día. Un 36 % de los encuestados aseguraban que la música les hacía reír sin sentido y un 40 % reconoció que la música les hacía llorar. Sin duda, son sentimientos muy contradictorios y ambos nos los provoca la música. El poder que tiene sobre nosotros es incuestionable.

Ayuda en las relaciones sexuales

Esto es indiscutible, en España y en Singapur. Un 83 % de los españoles encuestados, afirmaba que se soltaban más en la cama con una buena playlist, lo que obviamente mejoraba sus relaciones sexuales.

Somos más productivos en nuestras tareas

Muchos son los que aseveran que la música les ayuda a estudiar o concentrarse, y parece ser cierto. Resulta que un 60 % de los encuestados decía que escuchar música mientras estudian o trabajan les ayuda a ser mucho más productivos. ¿El motivo? Es más que probable que al tratarse de una tarea que a lo mejor no nos apetece hacer, la música nos sube el ánimo y, por tanto, nos ayuda a hacerla con mayor positividad. ¿Te animas a probarlo?

Música = Motivación para hacer deporte

Atención, porque el 96 % de las personas que han hecho el test aseguran que siempre que hacen deporte escuchan música. Además, a un 55 % les ayuda a motivarse y el 51 % consigue con ella hacer deporte de manera más intensa, así que elige tus éxitos favoritos y ¡a sudar!

Reduce la ansiedad

Son tiempos difíciles y para la gran mayoría de la población, la denominada fatiga pandémica es ya una realidad. Ansiedad, tristeza, incertidumbre y preocupación se han convertido en el pan nuestro de cada día, debido a la actual crisis sanitaria y, debido a ello, muchos son los recursos que nos ayudan a lidiar con las consecuencias. Entre ellos, la música, cuyos efectos positivos para la reducción de la ansiedad están científicamente probados. Escuchar música, cantar e incluso bailar nuestros temas favoritos, nos desinhiben y nos enfocan en el momento presente, evitando así la anticipación, y por tanto, el miedo a lo que podría pasar.

Y tú, ¿podrías vivir sin música?

Compartir:

¿Qué haríamos sin la música?

Según diversas investigaciones, la música tiene efectos fisiológicos sobre el ritmo cardíaco, la presión arterial, el ritmo respiratorio y las funciones cognitivas. Escuchar música provoca una gran

Leer Más »